Aflicción Social (post huracán María)

 

Que la noche me encierre—

que las tomas se nieguen,

a despertar mi hogar.

Y que la luna se apague también.

Que la tierra subyugue

y las ramas que queden,

ya no eclipse nuestro hogar.

Y que las lluvias nos mojen, también.

Ya las plantas se encienden

y solo abruman al que siente—

ya no se puede ni soñar…

Es prueba de aflicción social.

No nos queda mas nada.

Hasta el sol casi se apaga.

Solo queda soledad.

Y en dolor solo está,

esperar.

 
Carli Munoz